Buenas NuevasDisney News

El hombre tocó la luna con disciplina, planeación y perseverancia

Aquel verano de 1969, cuando Neil Armstrong se convirtió en la primera persona en pisar la Luna, hace 50 años, la mentalidad humana se transformó.

La misión Apolo 11, tripulada por Edwin “Buzz” Aldrin, Michael Collins y, a la cabeza, Armstrong, probó que no había frontera que el hombre no pudiera superar si se lo proponía.

Las misiones Apolo inspiraron a varias generaciones de jóvenes a interesarse en la innovación, las ingenierías y la ciencia en todas sus ramas.

Pese a que el logro lunar coronó a Estados Unidos como el ganador absoluto de la carrera espacial frente a la Unión Soviética, con sus industrias y comunidades científicas fortalecidas gracias al programa Apolo, fueron creadas nuevas tecnologías que hoy día han sido aplicadas en infinidad de formas, los beneficios se han extendido a todo el mundo.

Las primeras fotografías de la Tierra, tomadas por los astronautas desde la Luna, nos revelaron un planeta hermoso, pero frágil; inmerso en el negro del espacio y el ambiente hostil que lo rodea.

Ahora bien, cincuenta años después de que Neil Armstrong y Buzz Aldrin caminaron sobre la luna, algunas personas insisten en que nunca sucedió y fue todo un engaño por parte del Gobierno de los Estados Unidos.

Las sospechas surgieron desde que se produjo el alunizaje en 1969, asegura Roger Launius, ex historiador en jefe de la NASA.

Pronto, las teorías de conspiración que decían que era una producción elaborada al estilo de Hollywood creada en un estudio en la Tierra comenzaron a echar raíces.

La bandera

MITO: En las fotos, la bandera de EU aparenta ondear en el viento, pero en la Luna es imposible.

En lugar de dejar caer la bandera, la NASA decidió usar una vara en ángulo recto para mantenerla extendida, según Launius. Armstrong y Aldrin accidentalmente doblaron la barra un poco, haciendo que pareciera que la bandera estaba en movimiento.

También les preocupaba que el asta de la bandera se cayera después de haberla torcido en el suelo, por lo que tomaron las fotos rápidamente y capturaron la bandera mientras aún estaba en movimiento.

Las estrellas

MITO: No se muestran estrellas en el fondo de ninguna fotografía porque la NASA sabía que los astrónomos podrían usarlas para determinar si las imágenes se tomaron en la Tierra o en la Luna.

Las velocidades de obturación en las cámaras de los astronautas fueron demasiado rápidas para captar la tenue luz de las estrellas, dijo la astrónoma Emily Drabek-Maunder en el Royal Observatory Greenwich en Londres.

La NASA usó altas velocidades de obturación para asegurarse de que las imágenes no estuvieran sobreexpuestas por la luz brillante de la Luna.

La iluminación

MITO: El ángulo y los colores de las sombras en las fotografías de la luna son inconsistentes, lo que sugiere que se usaron luces artificiales para iluminar un conjunto.

Los muchos baches, cráteres y colinas en la luna, junto con las diversas fuentes de luz que la iluminan (la luz directamente del sol, la luz reflejada en la superficie de la luna y la luz reflejada en la Tierra) crean distorsiones e inconsistencias, indicaron Launius y Drabek-Maunder.

Además, las cámaras de los astronautas tenían lentes de gran angular que pueden distorsionar los objetos.

El fotógrafo

MITO: Armstrong y el módulo lunar se ven reflejados en la visera del casco de Aldrin en una foto. Pero no hay señales de que ninguno de los astronautas esté sosteniendo una cámara.

Las cámaras de los astronautas estaban montadas en sus trajes, dijo Drabek-Maunder. Como resultado, Armstrong no tuvo que mirarlo a los ojos. Sus manos, de hecho, parecen estar cerca de su pecho en esa imagen. info via AP, Rodolfo Neri Vela,

Deja un comentario