Estoy Leyendo
Un niño llamado Hans…

Un niño llamado Hans…

Había una vez…un niño llamado Hans Christian Andersen que nació en la ciudad de Odense, en Dinamarca, el 2 de abril de 1805. Su familia era muy pobre, su papá se dedicaba a hacer zapatos y su mamá lavaba la ropa en casas de gente muy rica. Hans odiaba ir a la escuela porque era muy tímido y tenía pocos amigos pero había una clase que hacía que todo valiera la pena y esa era la de arte.

Como siempre le gustó pintar, cantar, bailar y actuar a los 14 años decidió irse de su casa para perseguir su sueño y convertirse en artista. Él estaba seguro de que sería un famoso actor y tendría una fortuna.

Pero pronto descubrió que llegar a ser rico y famoso no es tan fácil, ya que nunca tuvo éxito en la actuación y terminó aún más pobre. Por suerte, conoció a quien se encargaba de el teatro Royal Theatre y fue aquel director quien le ayudó a pagar la universidad en donde comenzó a escribir.

Un patito feo

Además de sus desventuras, Hans era muy inseguro de sí mismo. Como era alto, flaco y narizón siempre se burlaban de él en la escuela. Sentía que era feo y que nadie lo quería pero en lugar de dejarse vencer, usó esas emociones para crear sus personajes. Por eso la mayoría de los protagonistas de sus cuentos suelen ser rechazados por los demás pero terminan demostrando que tienen belleza interior o se convierten en algo hermoso.

También metía partes de su vida en las historias. Por ejemplo, algunos personajes secundarios tenían la profesión de su papá o se parecían a su mamá.

Vivió feliz para siempre…

Al principio de su carrera escribía poesía y ganó dinero con sus poemas. Pero aunque le iba bien, no fue hasta que comenzó a escribir para niños que tuvo gran éxito.

Publicó su primer libro de cuentos infantiles en 1835 y se volvió tan famoso que escribió un libro de historias cada año hasta 1872. Por eso logró juntar más de 150 relatos y se consolidó como uno de los autores para niños más importantes.

Murió el 4 de agosto de 1875, después de que la reina de Dinamarca, Marguerite II, le otorgó varios premios por su obra.

Muchos clásicos

Algunos de los personajes creados por Andersen no se han quedado sólo en sus cuentos, sino que además han sido protagonistas de películas y caricaturas.

Hermoso por dentro. Este pobre pato incomprendido, que tras ser rechazado por todos se volvió cisne, ha sido protagonista de una serie animada y una película para la televisión. Sin duda es un pequeño muy cotizado.

Dale Un Vistazo

Ave canora. El cuento El Ruiseñor es tan famoso que lo adaptaron en dos películas animadas, un musical para teatro y hasta una ópera.

Viene del mar. Una de las princesas más queridas de Disney es la sirenita Ariel, pero este filme no se hubiera realizado sin el cuento de Hans Christian Andersen. Además, existe una ópera, una serie animada, un musical para teatro y miles de productos inspirados en ella.

¿Su alteza? El emperador, a quien su sastre convence que porta un hermoso traje aunque en verdad no traiga nada puesto, ha hecho reír a grandes y chicos. Fue tan popular que en Inglaterra lanzaron una serie de cómics con su historia.

Soldado valiente. La historia de amor entre el soldadito de plomo y la bailarina se convirtió en un ballet. En Francia y en Italia también utilizaron el relato para hacer una caricatura.

¡Celébralo!

La Organización Internacional para el Libro Juvenil, que es un grupo de asociaciones que buscan enseñarles a los niños y jóvenes lo increíble que es leer, decidieron instaurar el 2 de abril como el Día Internacional del Libro Infantil. Diferentes países alrededor del mundo como España, Suiza, Estados Unidos y México lo celebran desde hace 44 años.

Sé el primero en comentar (0)

Dejar una contestación

Tu dirección de email no será publicada.

© OSITOBARRIGÓN • Built with ❤ by up

¿Vamos Hacia Arriba?