Disney News

Cómo abrir tus regalos de Navidad

Ya estamos muy ansiosos por la llegada de la Navidad, ¡y los obsequios! Nuestros personajes favoritos nos muestran cómo vivimos esta mágica cuenta regresiva.

La Navidad está tan cerca que casi podemos saborearla. Tiene un gusto de alegría, ilusión, magia y pan recién horneado. Soñamos con recibir esa muñeca de Elsa o ese juguete de Aviones que detallamos en nuestra carta y hasta estamos repasando la receta para las galletas que dejaremos a Santa y sus renos al pie del árbol. ¡Qué ansiedad!

Es que no hay nada más especial que el momento de abrir tus regalos de Navidad que esperan por nosotros debajo del arbolito. Veamos los pasos de este proceso maravilloso con la ayuda de los personajes Disney:

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_empty_space height=”30px”][vc_single_image image=”4061″ alignment=”center” border_color=”grey” img_link_target=”_self” img_size=”full” css_animation=”fadeIn”][vc_empty_space height=”15px”][vc_column_text css_animation=”fadeInDown”]

¡Es imposible dormir! Al menos durante la semana de Navidad. Es que estamos tan entusiasmados que no paramos de pensar en los regalos, el trineo, el traje de Santa… ¡Hasta pareciera que vimos cruzar a los renos volando por nuestra ventana!

[/vc_column_text][vc_empty_space height=”30px”][vc_separator type=”small” position=”center”][vc_empty_space height=”10px”][/vc_column][/vc_row]

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_single_image image=”4062″ alignment=”center” border_color=”grey” img_link_target=”_self” img_size=”full” css_animation=”fadeIn”][vc_empty_space height=”15px”][vc_column_text css_animation=”fadeInDown”]

¡Arriba, manos a la obra! Algunos adultos parecieran no entender lo ansiosos que nos ponemos en estas fechas: ¡Levántense! ¡Decoremos el árbol! ¡Preparemos el banquete familiar! Uf, queda tanto por hacer…

[/vc_column_text][vc_empty_space height=”30px”][vc_separator type=”small” position=”center”][vc_empty_space height=”10px”][/vc_column][/vc_row]

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_single_image image=”4063″ alignment=”center” border_color=”grey” img_link_target=”_self” img_size=”full” css_animation=”fadeIn”][vc_empty_space height=”15px”][vc_column_text css_animation=”fadeInDown”]

¡No vemos la hora de que llegue la noche! ¿De verdad el 24 de diciembre tiene 24 horas? ¡Pareciera que la medianoche no llega más!

[/vc_column_text][vc_empty_space height=”30px”][vc_separator type=”small” position=”center”][vc_empty_space height=”10px”][/vc_column][/vc_row]

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_single_image image=”4064″ alignment=”center” border_color=”grey” img_link_target=”_self” img_size=”full” css_animation=”fadeIn”][vc_empty_space height=”15px”][vc_column_text css_animation=”fadeInDown”]

10, 9, 8… Los últimos momentos son los peores: ¡ya nada nos entretiene! Aunque falten solo 10 minutos, parece una eternidad.

[/vc_column_text][vc_empty_space height=”30px”][vc_separator type=”small” position=”center”][vc_empty_space height=”10px”][/vc_column][/vc_row]

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_single_image image=”4065″ alignment=”center” border_color=”grey” img_link_target=”_self” img_size=”full” css_animation=”fadeIn”][vc_empty_space height=”15px”][vc_column_text css_animation=”fadeInDown”]

¡Por fin! Finalmente llega la medianoche. ¡Hora de correr! Como Bella, estemos donde estemos, todos queremos ser los primeros en hasta el arbolito.

[/vc_column_text][vc_empty_space height=”30px”][vc_separator type=”small” position=”center”][vc_empty_space height=”10px”][/vc_column][/vc_row]

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_single_image image=”4066″ alignment=”center” border_color=”grey” img_link_target=”_self” img_size=”full” css_animation=”fadeIn”][vc_empty_space height=”15px”][vc_column_text css_animation=”fadeInDown”]

¡Explosión de alegría! Todo lo que tanto soñamos está delante de nuestros ojos: el árbol, los adornos, los obsequios, la familia… ¡pura emoción!

[/vc_column_text][vc_empty_space height=”30px”][vc_separator type=”small” position=”center”][vc_empty_space height=”10px”][/vc_column][/vc_row]

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_single_image image=”4067″ alignment=”center” border_color=”grey” img_link_target=”_self” img_size=”full” css_animation=”fadeIn”][vc_empty_space height=”15px”][vc_column_text css_animation=”fadeInDown”]

El primer regalo. “¿Dijeron que ese paquete tiene mi nombre? ¡Me vuelvo loco!” Tranquilo, esto recién empieza: los regalos navideños son como una maratón, hay que guardar energía para jugar con todos.

[/vc_column_text][vc_empty_space height=”30px”][vc_separator type=”small” position=”center”][vc_empty_space height=”10px”][/vc_column][/vc_row]

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_single_image image=”4068″ alignment=”center” border_color=”grey” img_link_target=”_self” img_size=”full” css_animation=”fadeIn”][vc_empty_space height=”15px”][vc_column_text css_animation=”fadeInDown”]

Fascinación total. No, no pudimos. Nada de contener la calma: nos abalanzamos sobre los paquetes, rompemos los envoltorios, tiramos los hermosos moños… ¡queremos abrir ya todos nuestros regalos! Tú + tus regalos = amor

[/vc_column_text][vc_empty_space height=”30px”][vc_separator type=”small” position=”center”][vc_empty_space height=”10px”][/vc_column][/vc_row]

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_single_image image=”4069″ alignment=”center” border_color=”grey” img_link_target=”_self” img_size=”full” css_animation=”fadeIn”][vc_empty_space height=”15px”][vc_column_text css_animation=”fadeInDown”]

La última sorpresa. ¡Hey! Todavía queda un presente, ¡qué emoción! Una vez más, la tía abuela te tejió un sweater de esos que, bueno, no usarás jamás. La intención es lo que cuenta.

[/vc_column_text][vc_empty_space height=”30px”][vc_separator type=”small” position=”center”][vc_empty_space height=”10px”][/vc_column][/vc_row]

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_single_image image=”4070″ alignment=”center” border_color=”grey” img_link_target=”_self” img_size=”full” css_animation=”fadeIn”][vc_empty_space height=”15px”][vc_column_text css_animation=”fadeInDown”]

Santa sí que sabe. ¡Alto! Justo cuando creías que este hermoso ritual había terminado, mamá te avisa que Santa dejó un último obsequio escondido. ¿Adivinas qué? ¡Es exactamente eso que tanto deseabas! Es imposible ser más feliz.

[/vc_column_text][vc_empty_space height=”30px”][vc_separator type=”small” position=”center”][vc_empty_space height=”10px”][/vc_column][/vc_row]

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_single_image image=”4071″ alignment=”center” border_color=”grey” img_link_target=”_self” img_size=”full” css_animation=”fadeIn”][vc_empty_space height=”15px”][vc_column_text css_animation=”fadeInDown”]

Ternura navideña. Tal vez sí se pueda mejorar aún más esta situación: ¡con un cachorrito como la dulce Reina!

[/vc_column_text][vc_empty_space height=”30px”][vc_separator type=”small” position=”center”][vc_empty_space height=”10px”][/vc_column][/vc_row]

¡La Navidad fue un éxito! Seguro te sientes el rey del mundo. ¡A disfrutar y a compartir! Via: Disneylatino

Deja un comentario