Mis Noticias

Los hijos son como barcos

[IMGR]http://img81.imageshack.us/img81/5148/coloreardibujosbarcosg.gif[/IMGR]Al mirar un navío en el puerto, imaginamos que está en su lugar más seguro, protegido por una fuerte ancla. Sin embargo, sabemos que está allí preparándose, abasteciéndose y alistándose para ser lanzado al mar, cumpliendo con el destino para el cual fué creado, yendo al encuentro de sus propias aventuras y riesgos.

Dependiendo de lo que la fuerza de la naturaleza le reserve, tendrá que desviar la ruta, trazar otros caminos y buscar otros puertos. Pero retornará fortalecido por el conocimiento adquirido, enriquecido por las diferentes culturas recorridas. Y habrá mucha gente esperando feliz en el puerto.

Así son los Hijos. Tienen a sus padres, o sea el puerto seguro, hasta que se tornan independientes. Por más seguridad, protección y manutención que puedan sentir junto sus padres, los hijos nacieron para surcar los mares de la vida, correr sus propios riesgos y vivir sus propias aventuras.

Cierto es que llevarán consigo los ejemplos adquiridos, los conocimientos obtenidos en el colegio, pero lo más importante estará en el interior de cada uno: La capacidad de saber ser feliz. Sabemos que no existe felicidad inmediata, que no es algo que se guarda en un escondite para ser dada o transmitida a alguien. El lugar más seguro para el navío es el puerto. Pero no fué construído para permanecer allí.

Los padres piensan que serán el puerto seguro de los hijos, pero no pueden olvidarse que deben de prepararlos para navegar mar adentro y encontrar su propio lugar, donde se sientan seguros, con la certeza que deberá ser, en otro tiempo, un puerto para otros seres (los nietos).

Nadie puede trazar el destino de los hijos, lo que sí podemos hacer es tomar conciencia y procurar que lleven en su equipaje valores como: humildad, honestidad, disciplina, gratitud y generosidad. Los hijos nacen de los padres, pero deben convertirse en ciudadanos del mundo. Los padres pueden querer que haya siempre una sonrisa en los hijos, pero no pueden sonreír por ellos. Pueden desear su felicidad, pero no pueden ser felices por ellos.

La felicidad consiste en tener un ideal para buscar y la certeza de estar dando pasos firmes en el camino de ese logro.

Los padres no deben seguir los pasos de los hijos y los hijos nunca deben descansar en los pasos que los padres alcanzaron. Los hijos deben seguir desde el puerto a donde sus padres llegaron y como los navíos, partir en busca de sus propias conquistas y aventuras. Para ello, requieren ser preparados y amados, con la certeza de que: ” Quien ama educa”.

¡Cuán difícil es soltar las amarras y dejar partir al navío!… Sin embargo, el regalo de amor más grande que puede dar un padre, es la autonomía. ^.^

Fuente: reflexionesdiarias.wordpress.com

9 comentarios

  • Tomás me encanto tu tema….
    sabes ob.tiene razón yo me independice muy joven primero porque empece a trabajar
    como a los 17 años y obvio esto te inclina a empezar a navegar por otros mares…
    luego cuando deje el puerto.. ups navegue todo el continente..:lol:
    Y bueno ahora como quisiera que mi mami me tomara en sus brazos yme consintiera…..

    Sabes este tema lo voy a compartir con mi hermana, pues le cuesta trabajito soltar
    al peque:lol:
    Gracias Tomás, recibe un besote de miel

  • hola tomas :)antes que nada una gran felicitacion por tu aportacion tan valiosa como lo es este tema , muy acertado por cierto en mi caso mis papas siempre me dieron las herramientas necesarias que claro esta nunca son lo suficiente ya que uno tambien tiene que armarse de las propias pero hasta el momento e vivido muy bien aunque como dice ob queremos crecer y ser independientes pero llega el momento que quisieramos que nos cuidaran yo tengo 12 años viviendo lejos de mis padres y ahora que tengo mis hijas se lo que se siente cuando ellos toman camino y eso que solo son unos cuantos dias 🙁 que de todas maneras es algo que algun dia tiene que suceder excelente tema que tomas te deco de todo corazon que estes bien un beso

  • Asi es O.B. en mi caso me independice cuando terminé la carrera pero desde antes ya era autónoma aunque sin haber salido de mi casa, ahora que estoy a casi 10 años de todo esto!! añoro tanto lo que viví en mi hogar paterno, desgraciadamente para mí esto no podrá volver nunca, pero es muy bello y te llena de orgullo voltear para atrás y ver lo que has construido, ya después vendrá construir una relación que llene los huecos emocionales, y vivir el ciclo de la vida y que sean ahora los hijos los que nos dejen para navegar por este inmenso mar… bello tema Tomás y que nos llena de recuerdos,sueños y esperanzas:psmitten:

  • Uy… cuando eres adolescente quieres ser independiente, cuando creces más… quisieras que te cuidaran otra vez u.u

  • Bonito tema Tomás 🙂
    Como adolescente que soy, ya tengo ganas de independizarme y creo que para el verano del año que viene lo haré…sé que es difícil para los padres el ver que su hijo/a se marche de casa para empezar su vida, a ese hijito/a que tiempo atrás estaba entre sus brazos, pero los padres también deben de apoyar a sus hijos/as en todas las decisiones de éstos y respetarlas, para que así su hijo/a pueda partir con mayor seguridad y optimismo,porque si no es así será un poco más duro para los hjos/as.Y así los padres al ver esta partida, verán que su “tarea” ha sido completada y se sentirán orgullosos de ella y de sí mismos^.^.
    Gracias por compartirlo:kiss:


  • Hermoso tema Tómas, muy lindo y muy reflexivo.
    La verdad yo soy un poco extraña, será?.
    Desde que nació mi hijito sabia que era un regalito que Dios me daba pero prestado,porque llegará el dia en que deba dejarlo partir; pero eso sii, con todas las herramientas para que enfrente el mundo. Siempre llevando en su corazón el amor y respeto por su padre celestial Dios, y por supuesto por su papito y mamita terrenales.
    Gracias mi querido Tómas.:noangel:

  • Pues sí es un tema difícil de leer y, además de entender que, finalmente un día, hemos de llevarlo a la práctica. Ya sea tanto para los padres como, también para los hijos, ciertamente no es sencillo de vivir llegado el momento. Sé, por experiencia, que una separación familiar es muy amarga; tanto así que nos deja “como en el aire” durante mucho tiempo. Haciéndonos sentir inseguros, desamparados… y hasta abandonados. Ahora, no todos tenemos la misma capacidad de adaptación al nuevo entorno. Es así como muchos comienzan una nueva vida lejos de sus padres con un gran éxito emocional… y en cambio otros, pasamos años mirando a lo que fué un día nuestro hogar, nuestra familia.:weep:

    Muy buen tema Tómas.

  • Hermoso Tema [COLOR=DarkGreen]Tómas. Me sucede algo similar a Isidora y con mayor razón… mi hija ya ha empezado a abandonar el puerto y a internarse en aguas desconocidas que bien , podrían ser transparentes y cálidas como también, oscuras y perligrosas :drop:. Y aunque me cuesta mucho aceptarlo, no me es posible ir con ella o en lugar de ella; sólo me toca esperar acá, a que regrese… aunque sea de vez en cuando.:weep:[/COLOR]

  • Precioso tema Tómas Francisco ^.^… y nada, me dió melancolía leerlo :weep:. Pues sí, aún falta mucho para ello pues, no me imagino a nuestro bebecito :baby: lejos de mi; ni aún siendo ya un chico mayor eh! :drop:

Deja un comentario