Disney News

Los caminos de Walt Disney

Todo lo que rodeaba a Walt parecía salir de un cuento de hadas y su hogar no era la excepción.

Cuando damos un paseo por los estudios Walt Disney o incluso en Disneyland es inevitable pensar que Walt Disney alguna vez anduvo por estos mismos caminos.

Entonces, ¿cómo sería dar un paso dentro de una de las casas de Walt Disney?

El siguiente es un tour en la residencia en donde Walt Disney y su familia vivieron de 1932 a 1950.

Esta casa inspiró a las películas de cuentos de hadas como La Bella Durmiente y también fue el lugar en donde Walt encontró historias muy queridas, como Mary Poppins y Winnie the Pooh.

Walt Disney diseñó la casa él mismo, con la ayuda de un arquitecto del estudio.

La casa cuenta con elementos Tudor y estilos arquitectónicos franceses de Normandía. La casa fue construida en dos meses en 1932.

Walt llevó siempre a sus hijas, Diane y Sharon, a la escuela cada mañana.

Los elementos de historias fantásticas, como este techo pintado, brindaron un ambiente de fantasía para Walt y su familia.

La rotonda circular sirvió como la entrada para el hogar que contó con una escalera de caracol clásico con pasamanos de hierro forjado.

El techo fue pintado a mano por un graduado de la Academia de Bellas Artes de Viena.

Lillian estaba encargada de la decoración de la casa, que estaba llena de muebles cómodos de lujo.

La sala de estar incluye techos abovedados con vigas de madera, hierro forjado, ventanas de cristal originales y un balcón estilo Julieta.

Por las noches, Walt amaba leerles a Sharon y a Diane en sus dormitorios. Esta foto fue tomada en la habitación de Sharon.

Diane solía entrar en la habitación de Sharon y leerle Mary Poppins.

Una navidad, Walt regaló a las chicas una casita para jugar inspirada en Blanca Nieves y los Siete Enanos.

Tenía un lavamanos y un teléfono. Ellas incluso recibieron una llamada de Santa Claus preguntando cómo les gustaría la nueva casita de juegos.

La casa cuenta con una vista panorámica en la cima de una colina que tiene una vista de 90 grados.

En un día claro, Walt y la familia podían disfrutar del Océano Pacífico y la Isla Catalina en la distancia. También podían ver el Estudio de Hiperión abajo.

La vista ha cambiado ligeramente de cuando Walt dejó la casa en 1950, pero la casa es un hermoso recuerdo de la historia de Walt allí. FUENTE: Disney.com

Deja un comentario