martes, octubre 23, 2018
Amor Amigos

¿Quién mató el amor?

Hubo una vez en la historia del mundo un día terrible en el que el odio, que es el rey de los malos sentimientos los defectos y las malas virtudes, convocó a una reunión urgente con todos ellos. Todos los sentimientos negros del mundo y los deseos más perversos del corazón humano llegaron a esta reunión con curiosidad de saber cuál era el propósito.

Cuando estuvieron todos habló el Odio y dijo “Los he reunido aquí a todos porque deseo con todas mis fuerzas matar a alguien”.

Los asistentes no se extrañaron mucho pues era el odio el que estaba hablando y él siempre quiere matar a alguien, sin embargo todos se preguntaban entre si, quién seria tan difícil de matar para que el odio los necesitara a todos.

¡ Quiero que maten al Amor ¡ dijo. Muchos sonrieron malévolamente pues más de uno le tenía ganas.

El primer voluntario fué el Mal Carácter, quien dijo: “Yo iré, y les aseguro que en un año el Amor habrá muerto, provocaré tal discordia y rabia que no lo soportará”.

Al cabo de un año se reunieron otra vez y al escuchar el reporte del Mal Carácter quedaron muy decepcionados. “Lo siento, lo intenté todo pero, cada vez que yo sembraba una discordia, el amor la superaba y salía adelante”.

Fué cuando muy diligente se ofreció La Ambición que haciendo alarde de su poder dijo: ” En vista de que el Mal Carácter fracasó, iré yo. Desviaré la atención del Amor hacia el deseo por la riqueza y por el poder, eso nunca lo ignorará”.

Y empezó la Ambición el ataque hacia su victima, quien efectivamente cayó herida, pero después de luchar por salir adelante, renunció a todo deseo desbordado de poder y triunfó de nuevo.

Furioso el Odio por el fracaso de la Ambición envió a Los celos, quienes burlones y perversos inventaban toda clase de artimañas, situaciones para despistar al Amor y lastimarlo con dudas y sospechas infundadas.

Pero el Amor confundido lloró, y pensó que no quería morir y con valentía y fortaleza se impuso sobre ellos y los venció.

Año tras año, el odio siguió en su lucha enviando a sus más hirientes compañeros, envió a la Frialdad, al Egoismo, a la Indiferencia, la Pobreza, la Enfermedad y a muchos otros que fracasaron siempre, porque cuando el Amor se sentía desfallecer tomaba de nuevo fuerza y todo lo superaba.

El Odio convencido de que el Amor era invencible les dijo a los demás: “Nada que hacer. El Amor ha soportado todo, llevamos muchos años insistiendo y no lo logramos”.

De pronto, de un rincón del salón se levantó un sentimiento poco conocido y que vestía todo de negro con un sombrero gigante que caía sobre su rostro y no lo dejaba ver, su aspecto era fúnebre como el de la muerte: “Yo mataré al Amor”, dijo con seguridad. Todos se preguntaron quién era ese que pretendia hacer solo, lo que ninguno habia podido.

El Odio dijo ” Vé y hazlo “.

Tan solo habia pasado algún tiempo, cuando el odio volvio a llamar a todos los malos sentimientos para comunicarles despues de mucho esperar que por fin EL AMOR HABIA MUERTO.

Todos estaban felices pero sorprendidos. Entonces el sentimiento del sombrero negro hablo: “Ahi les entrego al Amor, totalmente muerto y destrozado” y sin decir más se marchó.

¡Espera!, dijo el Odio, en tan poco tiempo lo eliminaste por completo, lo desesperaste y no hizo el menor esfuerzo para vivir… ¿Quién eres?.

El sentimiento levantó por primera vez su horrible rostro y dijo: SOY LA RUTINA.

Fuente: recetasparaelalma.blogspot.com

13 comentarios

  • Hola Fany, no deberias cerrarte las puertas tu solita con la rutina que lleves un cambio radical estaria bien… un cambio puede hacer maravillas y quizas encuentre a tu amor ideal …

  • Mi aburrimiento es causado por la rutina u.u
    A mi me sucedía a menudo esto… y era por estar siempre en el mismo lugar y haciendo las mismas cosas; afortunadamente, luego pude comprobar que con un poco de voluntad, se logran grandes cambios y un gran bienestar interior.
    Siempre el cambio parte de nosotros mismos.:)

  • La rutina nos encierra en un círculo que no nos permite ver las cosas lindas a nuestro alrededor u.u… entre ellas: El Amor !. Por lo tanto, no sólo puede acabar con él cuando lo tenemos, sino también, privarnos de encontrarlo. 😮

  • Que bonito texto Tomás:)
    La verdad esque la rutina acaba con todo…por eso hay que evitar la rutina sea como sea,y Fany no te preocupes que el amor viene cuando menos lo esperas..a mi siempre me pasa así:P

  • Fany, la rutina nos afecta en todo ámbito de cosas y pues no sólo en el amor eh!… lo acabas de escribir.
    Y pues nada Chica, sea como sea, no debemos permitir que nos dañe la vida.

    Además, ¿Quién dice que dejando de lado tu rutina… no encuentres el Amor que hoy no tienes eh ? 😉

  • Puff! yo no puedo opinar sobre la rutina en el amor porque como no tengo amor y como estoy sola pues solo tengo mi rutina y es muy muy aburrida.
    El texto es muy lindo Tomás, lo tendré presente para un futuro.gracias



  • 1) EN EL CUARTO DE BAÑO
    Acércate sigilosamente a tu [email protected] mientras se lava los dientes. Colócate detrás de él/ ella y muéstrale, por encima de su hombro, un papel con un mensaje escrito al revés, de modo que pueda leerlo perfectamente, reflejado en el espejo. Prepárate para un gran beso con sabor a Colgate.
    2) EN EL SÚPER
    Antes de ir al supermercado, pégale en la tarjeta del banco un post-it diciéndole cuánto la quieres y lo que estás deseando hacerle en cuanto estéis a solas. Cuando llegue la hora de pagar, dile que te has dejado la cartera en el coche. Que pague ella. No te extrañes de que le tiemble la mano al darle la tarjeta a la cajera, mientras te mira como riñéndote, pero con una gran sonrisa en la cara.
    3) EN EL ORDENADOR
    Configura el protector de pantalla del ordenador de tu pareja para que se lea un mensaje especial para los dos, que aparezca por sorpresa, cuando menos se lo espere. Si no está contigo, no tardará en llamarte o enviarte un cariñoso email o sms.
    4) CON UN SUSURRO
    Elige una situación poco corriente para decirle al oído cuánto la quieres. Por ejemplo, mientras lava los platos, cuando un policía esté examinando tus papeles en el arcén de la autopista o en la sala de espera del dentista.
    5) EN LA LAVADORA
    Escribe un mensaje en un papel, dóblalo y mételo en el cajón donde se pone el detergente, para que lo encuentre cuando vaya a lavar la ropa. Si las palabras están bien escogidas, es probable que poco después le deis otro uso a la máquina…
    6) EN LAS ZAPATILLAS
    Haz una bola de papel con un mensaje amoroso y, cuando tu pareja se duerma, mételo dentro de una de las zapatillas que deja junto a la cama. Por la mañana, cuando intente meter el pie, no lo conseguirá y, extrañada, sacará el papel y lo leerá. Es probable que vuelva a tumbarse a tu lado, o a colarse en tu ducha, en busca de una explicación… u otra cosa mejor.
    7) DE FORMA ANÓNIMA
    Compón un mensaje, supuestamente anónimo, pero claramente tuyo, con letras recortadas de revistas y periódicos. Acércate a correos y envíaselo al trabajo, urgente y sin remitente. La respuesta no tardará en llegar. Por carta o, mejor, en persona.
    8 ) CON ECO
    La próxima vez que estéis en un sitio con eco, no lo dudes, grita su nombre. Le encantará.
    9) CON LA LENGUA
    Colócate en la lengua un bombón con forma de corazón y pásaselo a tu [email protected] al [email protected] apasionadamente. Déjale tantearlo con su lengua, reconocer la forma y disfrutar del sabor. Y entrégate al beso que vendrá después.
    10) CON UN ABRAZO
    Dale un abrazo tan intenso, profundo, sentido, apasionado… que no hagan falta palabras.

  • muy linda historia y mucha razon. “hay que alimentar al amor todos los dias” y solo asi evitamos q muera, tenemos q aprender a enamorarnos de nuevo cada dia, en cada mirada, en cada abrazo, en cada beso…

    Gradioso tema, gracias por compartirlo.
    suerte 🙂

  • Nada mejor que la rutina para destruir hasta el más fuerte amor… permitir que todos los días y horas sean iguales, es llevar directo al fracaso una relación que, después de perdida, lamentaremos no tener.

  • El hombre es un animal de costumbres pero no hay que olvidar que la costumbre mata al hombre.

    Todos nos quejamos de la rutina y buscamos la forma de evadirla porque nos da la sensación de no estar vivos.

    En parte es verdad porque según la definición del diccionario, una rutina es una costumbre arraigada o un hábito adquirido por mera práctica que permite hacer las cosas sin razonarlas. Significa que una rutina es un automatismo que podemos hacer mientras estamos pensando en otra cosa.

    Por lo tanto, la rutina de alguna manera nos impide ser conscientes del momento presente.

    ¿Pero qué pasa si intentamos cambiar la rutina? Resulta fatigoso porque tenemos que prestar atención a todo lo que estamos haciendo. En consecuencia algunos automatismos son necesarios para no volvernos locos.

    La posibilidad de valernos de los automatismos hace que muchos extiendan esta actividad a todos los ámbitos de su existencia, porque es más cómodo, y eso si que es peligroso, porque quiere decir que como seres humanos ya hace rato que están muertos.

    ¿Por qué los seres humanos usamos esta forma de hacer las cosas? Seguramente por una cuestión de economía de tiempo, porque resulta más rápido que estar pensando en cada uno de nuestros movimientos y en cada una de nuestras palabras ante una situación.

    ¿Pero es realmente tan desagradable y aburrida la rutina como pensamos?

    Si observamos cómo se conduce nuestro cuerpo en forma natural sin utilizar nuestra mente podremos comprobar que desde que nacemos puede realizar todas sus funciones de la misma manera y de la mejor forma, como una máquina.

    Sólo modifica alguna de sus funciones cuando nuestra mente se aburre de la dieta saludable y entonces pagamos las consecuencias debido a trastornos funcionales.

    Nuestro cuerpo es rutinario, es más, adora la rutina de los hábitos que le permiten funcionar bien.

    Los niños aman la rutina, principalmente los más pequeños que aún no han creado condicionamientos mundanos. Sufren cuando no se respetan sus horarios y también cuando no están en su propia casa o con extraños.

    Los adultos también sufren con los cambios que tanto desean. Cada vez que salen de vacaciones sufren desarreglos intestinales que la mayoría atribuye al agua, al aire, las comidas afuera o al sol, pero lo que sucede es que el cuerpo siente que se ha cambiado una rutina a la cual estaba acostumbrado para realizar sus funciones normalmente.

    En mi experiencia con pacientes, he comprobado que lo que más extrañan las personas que quedan viudas, siendo ya mayores, son las rutinas. Ninguna de ellas se acuerda de los viajes que hicieron ni de todas las salidas y diversiones que compartieron; sino de la hora del desayuno, la del almuerzo o la cena en casa; y entrar a sus casas donde vivieron tantos años sabiendo que esa persona desaparecida no va a volver suele ser la experiencia más devastadora.

    Esta reflexión sobre la rutina nos enseña que no es necesario pretender desterrarla totalmente de nuestras vidas, sino que como todo, requiere que seamos selectivos y utilicemos los automatismos para lo estrictamente necesario tratando de prestar atención, para no vivir todas nuestras experiencias funcionando con el piloto automático.

    Cuando la rutina agobia, es la señal de la conciencia que indica, que hay que empezar a ser más creativo también con lo cotidiano.

  • Soloverito;30524 wrote: “Las maravillas de la vida se nos escapan por la cómoda trampa de la rutina.” u.u

    Que linda frase eh Verito, y pues nada chicas, chicos, es muy cierto esto. En la vida hay muchas cosas bellas para compartir en pareja que, por muchas razones, se van dejando de lado u.u; y pues nada, ya sea conciente o inconcientemente, hasta caer en la rutina que derriba hasta el más fuerte de los amores :blackeye:.
    Hacer de cada nuevo día, una oportunidad para hacer cosas nuevas juntos, renovar las promesas de amor y fortalecer así los lazos de la pareja, es la tarea a realizar a diario eh ! 🙂

  • “Las maravillas de la vida se nos escapan por la cómoda trampa de la rutina.” u.u

    Esta frase es muy cierta, como también lo es tu tema Tómas; si dejamos que la rutina entre en nuestras vidas, permitiremos que lo mejor de nuestra relación se acabe hasta terminar con el amor. :blackeye: . Por lo mismo, importante es evitar esto cuando aún es tiempo. 🙂 Lamentarse después, no sirve. >.>

  • Tomás, te sacaste un 100 con este tema…. esta de maravilla!
    es cierto que en nuestra vida diaria y nuestras actitudes, nos llevan a actuar como malos en el cuento… y lo peor, que el final sea terrible…. que perdamos esos momentos de alegría y amor como mencionas tanto con nuestros amigos, familiares y parejas. No esta de más recalcar: ¡No olvidemos demostrar nuestros buenos sentimientos!. Un besote de miel tomás.

Deja un comentario

Utilizamos cookies para ayudar a mejorar el sitio web y con fines publicitarios. Puedes cambiar la configuración de tu navegador o instalar una extensión para borrarlas automáticamente. : )