Estoy Leyendo
La indecisión

La indecisión

[IMGR]http://img165.imageshack.us/img165/1218/decisinxu9.jpg[/IMGR]Cuentan que aquella noche era especialmente fría en el desierto. Abdalá montó su pequeña tienda de campaña, tan pequeña que apenas cabía él acostado. Se despidió de su camello, llamado «Indecisión», acariciándole la cabeza, pero dejándolo fuera, y se dispuso a pasar una noche tranquila y reparadora.

Apenas había conciliado el sueño cuando el camello lo llamó con voz suave, pero insistente: «Déjame meter la nariz en tu tienda, hace mucho frío y la tengo completamente helada.» . Abdalá, que era un hombre bueno, accedió a la petición.

Pero ocurrió que en cuanto se durmió profundamente, el camello empujó un poco y metió la cabeza completa. Como la tienda era tan pequeña, al hacer esto topó con la cabeza del hombre y lo corrió hasta que éste sacó los pies por el otro extremo. Abdalá protestó, pero «Indecisión» le hizo ver que eso no era en realidad gran cosa. Pasó poco tiempo para el camello metiera los hombros y empujara a su patrón afuera, hasta las rodillas.

Para hacer el cuento corto, «Indecisión» siguió introduciéndose en la tienda, llenándola por completo y sacando a Abdalá por el otro extremo, hasta que finalmente quedó completamente fuera.

¿Le suena esto conocido?, ¿No le ha ocurrido alguna vez que al dejar entrar un poco de indecisión ésta lo llenó todo, sacándolo de las cosas buenas de la vida?.

Por ejemplo, le ocurre a los estudiantes cuando se están preparando para un exàmen, pero frente al televisor dejan que indecisión les pida ver «un poquito más».

Y le ocurre también a los vendedores, cuando les pide «posponer para la semana que entra» la visita a ese cliente importante.

Dale Un Vistazo

Y por supuesto, le sucede a aquel que quiere bajar de peso, pero deja que el perverso camello le solicite «empezar después de…».

Sí, cuando dejamos a la indecisión meter la nariz en nuestra vida, no importa si somos amas de casa, estudiantes o ejecutivos de empresa, èsta acabará por llenarla toda, y prácticamente sacarnos de ella.

Fuente:www.palabras7.cl/

Únete a la conversación (14)
  • Y pues aveces sì. :noangel:
    Ahorita, si depende mucho de la importancia y trascendencia de la desiciòn, el tiempo que nos tomemos para decidir el què o no hacer ::. Aveces actùo llevado por mis emociones y hago cosas que pienso despùes de hechas, consiguiendo con ello sòlo una u.u … y no, pues no puedo decir que las experiencias me han ayudado… ¡¡ pues esto me ha pasado varias veces en muy poco tiempo !!. 😮 :lol::lol:

  • Sabes saku… yo estuve en la misma situación era una persona muy impulsiva y no media las consecuencias de mis actos, y es cierto la edad y el ambiente en que te desenvuelves te van madurando y viendo con otra perspectiva las cosas… ahora a pesar de ser una persona con carácter muy fuerte y firme, primero analizo, y checo pros y contras y los resultados de estos…. Buen tema… Saludos

  • Me siento plenamente identificada con tus palabras Verito… ¿ o no ? :: … 😮 😆

    Pues ahorita sì , ya en serio. Verito, reconozco que lo que has escrito, refleja mi forma reciente de actuar. :blackeye:

  • Tienes razòn Cristhoper robin, la falta de coraje para reconocer los errores y pedir disculpas, finalmente nos juega en contra u.u, y no nos permite solucionar aquello que hicimos mal, con o sin intenciòn:(.
    Luego, al tomar esta o aquella decisiòn, No debemos hacerlo pensando ùnicamente en nosotros mismos… y es que, de un modo u otro, nuestra decisiòn, siempre, siempre afecta a alguien màs.

  • Sì es verdad, aveces nos equivocamos en tomar decisiones y en nuestra forma de actuar y luego nos falta coraje para pedir perdòn, lo cual finalmente nos lleva a alejarnos de mal modo de la persona afectada.

  • Equivocarse no es tan grave cuando aún es tiempo de enmendarlo chicas 🙂 ; Sólo no olviden que todo tiene su tiempo y la vida no se detiene a esperarnos u.u. // Hay cosas que no son sencillas de decidir, especialmente por nuestro temor al fracaso pero, también hay veces en que correr el riesgo es la única posibilidad de encontrar nuestra felicidad. 🙂

  • Cuanta razón tienes Sakura u.u , ahora es momento de saber seguir y no volver a caer en nuestros errores 🙂

  • Pues yo, hasta hace poco, fuì muy impulsiva y de reacciones ràpidas… muchas veces actuè sin pensarlo dos veces y, debo reconocer, que despuès terminè arrepintièndome de ello. La prudencia y la mesura se vàn adquiriendo con la edad y las experiencias vividas y aunque, como dice Verito, no nos salvan de equivocarnos, pues sì nos ayudan a pensar màs detenidamente antes de actuar… y con ello, a equivocarnos menos. 🙂

  • Es un buen tema Sakura, muy real.
    La indecisiòn es algo con lo cual, quizàs sin saberlo, convivimos a diario. Siempre nos vemos enfrentados a tomar decisiones de diverso tipo. 🙂
    Ahora, la forma de hacerlo, pienso yo que và màs por el tipo de caràcter que tengamos. Si somos impulsivos, tomaremos decisiones ràpidas; de lo contrario, nos tomaremos nuestro tiempo para hacerlo. Tambièn pasa por el grado de confianza que nos tengamos y de nuestra tolerancia al riesgo.
    Generalmente, cuando se es joven, se actùa impulsivamente y muchas veces, actuamos y luego pensamos 😆 … pero, esto, «aveces», và cambiando a medida que adquirimos experiencias de vida. Digo «aveces», porque nunca nos libramos de equivorcarnos en nuestras decisiones. La perfecciòn no existe. u.u

    Finalmente, lo importante es tener conciencia de que no siempre acertaremos en la decisiòn tomada y saber que, muchas veces, tendremos que aceptar el error y enmendarlo.:noangel:

  • Sin duda los extremos no son de ayuda, asi pues en algunas ocasiones será necesario pensar un poco lo que se va a hacer con el fin de tomar la mejor decisión, sin embargo habrá ocasiones en que tambien sea necesario tomar decisiones lo más rápido posible.

    Gracias Sakura!

  • Muy cierto Saku! La indecisiòn es una mala compañera 😆 pero debemos saber hasta donde podemos estar indecisos, la verdad es que yo soy muy atrabancada y lo hago al instante lo que se me dá, pero he aprendido que debo pensar antes de actuar sin que llegue la indecisión u.u

  • Normalmente tomo las decisiones pensandolas bien pero con rapidez, pero cuando con la indecision se mete en mi vida me la vuelve un ocho, no encuentro la salida a las cosas, todo me parece terrible y me dejo ganar por ella….Pero siempre la puedo sacar de la vida….SAku Gracias por el tema esta muy lindo…

  • Marqué las dos primeras opciones porque es como actúo siempre. Cuando me veo enfrentado a tomar decisiones importantes, me cuesta mucho decidirme y así, aveces, lo he decidido ya tarde. Aunque, aveces igual ha sido beneficioso, ya que no me he equivocado.

Dejar una contestación

Tu dirección de email no será publicada.

© OSITOBARRIGÓN • Built with ❤ by up

¿Vamos Hacia Arriba?