Estoy Leyendo
¿Cómo confrontar la muerte de tú mascota?

¿Cómo confrontar la muerte de tú mascota?

:noangel::(:noangel:
Cómo confrontar la muerte de la mascota

[IMGL]http://img296.imageshack.us/img296/117/monito4sl6.jpg[/IMGL] [SIZE=4]Cualquiera que considere a una mascota como un amigo, un compañero, o un miembro de la familia, sabe el dolor intenso que acompaña la pérdida de ese amigo. A continuación te damos algunos consejos para ayudarte con este duelo, y para las difíciles decisiones que debes enfrentar ante la pérdida de una mascota.

¿Es una locura sufrir tanto?
La pena intensa por la pérdida de una mascota es normal y natural. No permitas que nadie te diga que es una tontería, una locura el sentirte triste.
Durante los años que pasaron juntos (aunque no hayan sido muchos), tu mascota se ha consolidado como una constante en tu vida, y una parte significativa de la misma. Fue una fuente de compañerismo y de alegría, de amor incondicional y aceptación, y de felicidad. Que no te sorprenda entonces que te sientes devastado por la pérdida de esa relación. La gente que no entiende el vínculo entre la mascota y su dueño seguramente no comprenderá tu dolor. Todo lo que importa, sin embargo, es cómo te sientes tú. No permitas que otros dicten tus sentimientos. Éstos son válidos y pueden ser muy dolorosos. Pero recuerda, no estás solo. Miles de dueños de mascotas han pasado por lo mismo.
¿Qué debo esperar sentir?
Distintas personas experimentan el duelo en formas diferentes. Además de la tristeza y del sentimiento de pérdida, es posible que experimentes algunas de las siguientes emociones:
* La Culpa, puede ocurrir si te sientes responsable por la muerte de tu mascota. El síndrome de .si sólo hubiese sido más cuidadoso.. No tiene sentido y es a menudo un error el cargar con la culpa del accidente o de la enfermedad que tomó la vida de tu mascota. Sólo hace que tu duelo sea más difícil de resolver.
* La Negación hace que sea difícil aceptar que tu mascota realmente se ha ido. Es difícil imaginar que tu mascota ya no te vaya a recibir cuando llegas a casa, o que no tengas que servirle sus comidas. Algunos dueños de mascotas llevan esto al extremo de sentir que su mascota continúa viva y sufriendo en algún lugar. Para otros es muy difícil hacerse de una nueva mascota por miedo a no ser leal con su mascota anterior.
* El Enojo puede estar dirigido a la enfermedad que mató a tu mascota, al conductor que conducía a exceso de velocidad, al veterinario que .falló. al no salvar su vida. A veces es justificado, pero cuando se lleva al extremo, te distrae de la tarea importante, que es resolver tu duelo.
* La Depresión es una consecuencia natural del duelo, que puede dejarte sin fuerzas para enfrentar tus sentimientos. La depresión extrema te despoja de tu motivación y tu energía, haciendo que te refugies en tu tristeza.
¿Qué puedo hacer con mis sentimientos?
Lo más importante es que seas honesto sobre lo que sientes. No niegues tu pena, o tus sentimientos de enojo y de culpa. Sólo examinando y haciendo las paces con tus sentimientos podrás resolverlos.
Tienes el derecho de sentir dolor y tristeza. Alguien amado ha muerto, y te sientes solo y desconsolado. Tienes derecho también a sentirte enojado o culpable.
Reconoce cuáles son tus sentimientos, y luego pregúntate cuáles son las circunstancias que los justifiquen.
Ignorar la pena no hará que se vaya. Exprésala. Llora, grita, golpea el piso, háblalo. Haz lo que más te ayude. No trates de evitar la pena no hablando sobre tu mascota; en su lugar, recuerda los buenos tiempos. Esto te ayudará a entender realmente lo que la pérdida de tu mascota significa para ti.
Algunos encuentran beneficioso el expresar sus sentimientos y memorias en forma de poemas, historias, o cartas a la mascota. Otras estrategias incluyen el modificar tu rutina de manera de llenar los huecos de tiempo en los que habrías estado pasando tiempo con tu mascota, preparando un homenaje como por ejemplo un collage de fotos, o simplemente hablando con otros sobre tu pérdida.

Dale Un Vistazo

FUENTE:

Únete a la conversación (12)
  • Dianis, amiga, no nos has dicho si ya estàs màs resignada a la perdida de Monito :(… ¿ aùn le sientes caminar por la casa? :confused:

  • Dianis, debe ser muy doloroso perder a Mono, pero como siempre debemos salir adelante, me da gusto que acompañes a Motas cómo te dije te admiro por que nunca jámas dejas a nadie sin tu compañia! 🙂 Motas ha de estar igual triste pero se que con tu compañia lo superará pronto! Cuidate mucho Dianis!


  • [IMGL]http://img224.imageshack.us/img224/3833/alimentacionmascotasnm1.jpg[/IMGL]
    Es muy cierto mi Vero bella. La alimentación de nuestras mascotas es una responsabilidad muy grande.

    Mi MOnito(Q.P.D.) y Moticas siempre han comido ,alimento para perros,,nunca han comido nada diferente.
    Y su salud siempre fué optima……siempre fueron perritos alegres y juguetones. Ahora me toca a mi jugar con Motas,para que no este más triste.

    Nunca les den huesos a sus mascotas ,,pueden perforarles una tripita.

    Gracias verito.

  • [COLOR=SeaGreen]Dianis, es realmente triste que tu monito haya fallecido… me parece no haber leìdo la causa. ¿Estaba malito o viejecito ya ?:confused: … espero ya te sientas un poco màs conforme con su partida Dianis… sabes, hay cosas de la vida que, pues no las podemos evitar ni con todo el amor del mundo :blackeye:.

    Verito, excelente informaciòn para ayudar a nuestra mascota a vivir bien… y advertirnos para no cometer errores que lamentaremos despuès:drop:

    Gracias ! :sip:[/COLOR]

  • Existen mascotas a las que les han dado todo tipo de comidas y bebidas. Pero si no son particularmente saludables para tí, seguramente tampoco serán buenos para tu perro o gato. Algunas mascotas se comerán casi todo lo que encuentren, por lo que los propietarios necesitan ser cuidadosos si no quieren acabar en la sala de emergencias.

    Las siguientes son 10 cosas malas que no debes dar a tu mascota.

    1. NO LE DES HUESOS
    Los huesos son malos para los animales! . Cada año incontables números de animales acaban en la sala de urgencias porque sus dueños les han dado huesos, normalmente como premio. Habitualmente los huesos que producen problemas son de tamaño pequeño o que se astillan o quebran fácilmente.

    El hecho es que los perros son omnívoros, no carnívotos, y muchos perros y gatos no pueden tolerar los huesos. Los huesos pueden atravesarse o quedarse atascados en el tracto intestinal con resultados desastrosos, que suelen necesitar cirugía. También se les pueden quedar atragantados en la boca o tráquea, cosa que también es peligrosa. Todos los huesos son malos, incluidos los de cerdo, pollo y ternera.

    La próxima vez que quieras darle un hueso a tu perro, asegúrate de que es un hueso de leche o preparado para perros. Tu perro te lo agradecerá.

    2. EL CHOCOLATE PUEDE SER LETAL
    Contiene teobromina, que causa un incremento en los latidos del corazón, estimulación del sistema nervioso central y constricción de las arterias. Los síntomas clínicos van desde el vómito, diarrea, hiperactividad, y excitabilidad, hasta el fallo cardíaco, infartos y muerte. Esto puede ocurrir tan rápido como de 4 a 6 horas tras la ingesta. El chocolate cocinado es lo peor porque contiene mayores cantidades de teobromina.

    Una dosis potencialmente letal es de sólo 1 libra de chocolate para un perro de 16 libras. Si tu mascota ha comido mucho chocolate, deberías contactar con tu veterinario inmediatamente.

    3. EL ALCOHOL ES TAMBIÉN MUY MALO PARA PERROS Y GATOS
    No se necesita mucho alcohol para intoxicar a una mascota. Los animales se pondrán nerviosos y atacarán cosas, hiriéndose a sí mismos, y también les causa incontinencia urinaria.

    En altas dosis, el alcohol suprime el sistema nervioso central, y los sistemas respiratorio y cardíaco, y puede llevar a la muerte. Lo mejor es darle agua a tu mascota.

    4. LA LECHE TAMPOCO ES BUENA PARA LOS ANIMALES
    Porque la mayoría son intolerantes a la lactosa y desarrollarán diarrea. Los animales además suelen carecer de la enzima que se requiere para disolver el azúcar de la leche, y esto puede causar que desarrollen vómitos, diarrea y otros síntomas gastrointestinales.

    Incluso si piensas que les gusta, especialmente a los gatos, no les des leche.

    5. EL JAMÓN Y OTRAS CARNES SALADAS
    Son muy peligrosas para las mascotas. Además de ser altas en grasas, también son muy saladas, lo que puede causarles serios dolores de estómago o pancreatitis.

    También, muchas razas de perros que comen comidas saladas pueden beber demasiada agua y desarrollar una condición crónica llamada bloat.

    Esto es cuando el estómago se llena de gas y en pocas horas puede empeorar, causando que pueda morir el animal. Por favor, no le des jamón ni comidas saladas a tu mascota.

    6. LA CEBOLLA ES TÓXICA PARA PERROS Y GATOS.
    Contiene disulfidos, lo que daña los glóbulos rojos de su sangre y puede causar consecuencias fatales en animales. Se pueden volver anémicos, débiles y con problemas respiratorios.

    Lo mejor que puedes hacer si tu mascota ha comido cebollas, es llevarlo inmediatamente al veterinario.

    7. LA CAFEÍNA TAMBIÉN ES MALA PARA LOS ANIMALES.
    Contiene xanthine que, como el chocolate, estimula al sistema nervioso central y al sistema cardíaco y en pocas horas puede causar vómitos, hiperactividad, taquicardias e incluso la muerte. Asegúrate de que tus
    mascotas estén alejadas del desayuno.

    8. LOS AGUACATES (PALTAS)
    También son malos para las mascotas. Primero, son muy altos en grasas y pueden causar dolores de estómago, vómitos e incluso pancreatitis. Segundo, la pulpa también es tóxica y puede quedar atascada en el tracto intestinal, pudiendo llevar a un bloqueo severo, que puede necesitar cirugía.

    9. PODRÍA LLEGARTE COMO SORPRESA QUE EL ATÚN ES MALO PARA LOS GATOS
    El músculo cardíaco felino requiere un aminoácido llamado taurina para mantener la fuerza y función normal. El atún normal para humanos no contiene este aminoácido, y los gatos que comen demasiado atún desarrollarán problemas de corazón.

    Si quieres darles a los gatos el sabor del amor que aman, simplemente asegúrate de que es atún para gatos, que es el que tiene el aminoácidos añadidos.

    10. LOS ÚLTIMOS ESTUDIOS HAN ENCONTRADO QUE LAS PASAS Y UVAS
    Pueden llevar a fallos de riñón en mascotas. Los perros pequeños también pueden reaccionar mal con las uvas por lo que es mejor asegurarse de que nuestros animales coman una dieta bien balanceada que esté formulada para su etapa de la vida. 🙂

    Fuente: http://www.conciencia-animal.cl

  • Gracias Pily, gracias Tomás, como siempre eres un gran apoyo.
    Les cuento que mi hijito, aunque se puso triste el dia que fallecio Monito; no ha sido fuerte para él,porque realmente Mono era mi mascota y no se llevaban muy bien, por celos de los dos realmente. Y mejor,,creo que este dolor sería mucho para mi hijito…
    Definitivamente ,Dios siempre sabe como hace las cosas. Ya me pasará esta tristeza,para darle paso a un recuerdo que jamás se extinguirá de mi corazón.

  • Muy buena información Dianis, Tomás! Sin duda nos puede ayudar mucho para lograr superar poco a poco ese vacío que nos dejan las mascotas. Gracias por compartirlo! 🙂

  • [IMGR]http://img82.imageshack.us/img82/9168/uhvydatiwn8.jpg[/IMGR]Las mascotas y los niños
    Para muchos niños, su primera experiencia real de una pérdida ocurre cuando se les muere una mascota.
    Cuando se muere el animal, los niños necesitan que se les consuele, ame y respalde y que se les brinde afecto en vez de dárseles explicaciones médicas o científicas complicadas.

    Las reacciones de los niños ante la muerte del animal van a depender de su edad y nivel de desarrollo. Los niños de 3 a 5 años de edad ven la muerte como algo temporero y potencialmente reversible. Entre las edades de 6 a 8 años, los niños comienzan a desarrollar un entendimiento más realista sobre la naturaleza y consecuencias de la muerte. Generalmente no es hasta los 9 años de edad que los niños entienden en su totalidad que la muerte es permanente y final. Por esta razón, a los niños muy jóvenes se les debe decir que cuando se muere un animal éste se deja de mover, ya no puede oír ni ver y no se va a volver a despertar. Puede que ellos necesiten el que se les repita varias veces esta explicación.

    Hay muchas formas mediante las cuales los padres pueden decirle a sus niños que se ha muerto su animal. A veces ayuda el poner a los niños lo más cómodamente posible (usar una voz calmada, tomarles las manos y ponerles el brazo alrededor de ellos) y el decírselos en un ambiente familiar. Es también importante ser sincero cuando se le dice al niño que se ha muerto su animal.

    Tratar de proteger al niño con explicaciones vagas o inexactas puede crearle ansiedad, confusión y desconfianza.

    Los niños a menudo tienen preguntas después que se muere su animal incluyendo:
    ¿Por qué se murió mi animal?, ¿Fue culpa mía?, ¿A dónde va el cuerpo de mi animal?, ¿Volveré a ver a mi animal?… Si yo lo deseo mucho y me porto muy bien, ¿puedo hacer que mi animal regrese?, ¿La muerte dura para siempre?.Es muy importante contestar tales preguntas de manera sencilla pero sincera.

    Los niños pueden experimentar tristeza, ira, temor, negación y culpabilidad cuando se muere su animal. También pueden ponerse celosos de los amigos que todavía tienen sus respectivos animales.

    Cuando el animal se enferma o se está muriendo, saque el tiempo para hablar con su hijo acerca de sus sentimientos. Si posible, es de gran ayuda el que el niño le diga adiós al animal antes de que éste muera. Los padres pueden servir de modelos al compartir sus sentimientos con los niños. Permita que su hijo se dé cuenta de que es normal extrañar a su animal después que muere y estimule a su niño a que venga donde usted con sus preguntas o para consuelo y alivio.

    No hay una manera preferible en la cual los niños lamenten a sus mascotas. Ellos necesitan que se les dé tiempo para recordar a sus animales. Hablar acerca del animal con amigos y familiares ayuda. El niño tiene que hacer el duelo por su animal a su modo.

    Después que el animal se muere los niños pueden querer enterrarlo, llevar a cabo un acto conmemorativo o tener una ceremonia. Otros niños pueden escribir poemas e historias o hacer dibujos de su animal. No es siempre preferible el reemplazar al animal muerto enseguida.

    La muerte del animal puede causar que el niño recuerde otras pérdidas dolorosas, o eventos inquietantes.

  • Cuando era mas chiquita mi mama me regalo una pelita y se me murio…casi me muero con ella era la que me acompañaba cuando estaba sola o me daba miedo ahora me gustan las mascotas pero de otras personas no se que haria si se me muere otra mascota conejo o pollo por que tienen que morir como las personas todos tenemos que morirnos? y a donde vamos? ya no estamos mas y queda el vacio… por eso tengo de amigo a mi elmo que lo amo duermo con el y lo cuido mucho porque una vez una amiga me lo cogio y no pude comer ni dormir en dias.. hasta que esa niña melo devolvio aguu elmo es muy lindo y siempre estara ami lado primero me muero yo que el y asi debe ser

    :noangel:

  • guau !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    que fuerte esta super bien ,
    yo lo eh vivido y es muy dificil creo que es algo dificil de superar y gracias

  • muy buena tu información Dianis, se la pasare a mi hermana pues se le murio su adorado perro un gran danes de 9 años y le dolio muchisimo , gracias 🙂


  • [IMGR]http://img100.imageshack.us/img100/5049/monito7fu2.jpg[/IMGR]
    [SIZE=4]¿Con quién hablar?
    Si tu familia o amigos aman a las mascotas, ellos entenderán por lo que estás pasando. No escondas tus sentimientos en un esfuerzo de parecer fuerte y tranquilo. Compartir tus sentimientos con otra persona es una de las mejores maneras de ponerlos en perspectiva, y de encontrar formas de manejarlos. Encuentra alguien con quien puedas hablar de cuánto significó para ti tu mascota, y de cuánto la extrañas, alguien con quien te sientas cómodo llorando o compartiendo tu pena. Si no tienes familiares o amigos quienes comprendan, o si necesitas más ayudas, pregunta a tu veterinario o a una sociedad protectora que te recomienden un grupo de apoyo o un terapeuta. Consulta con tu iglesia o en un hospital sobre terapias de apoyo para el duelo. Recuerda, tu pena es genuina y verdadera, y merece apoyo.
    ¿Cuándo es el mejor momento para la eutanasia de mi mascota?
    Tu veterinario es el mejor juez de la condición física de tu mascota. Sin embargo, tú eres el mejor juez en cuanto a la calidad de vida de tu mascota. Si tu mascota tiene buen apetito, responde a la atención, busca la compañía de su dueño, y participa en juegos o en la vida familiar, muchos dueños sienten que no es el momento. Sin embargo, si la mascota está con dolores constantes, sufriendo tratamientos difíciles y estresantes que no son de gran ayuda, no responde al afecto, no está consciente de lo que lo rodea, y no está interesado en la vida, un dueño responsable probablemente elegirá el terminar con el sufrimiento de su querido compañero.
    Evalúa honestamente y sin egoísmos su salud con el veterinario. Prolongar el sufrimiento de tu mascota para prevenir tu sufrimiento no ayuda a ninguno de los dos. No existe nada que haga que esta decisión sea fácil o indolora, pero considérala como el último acto de amor que puedes realizar por tu mascota.
    ¿Debo quedarme durante la eutanasia?
    Muchos sienten que esto es el más grande gesto de amor y de consuelo que puedes darle a tu mascota. Algunos se sienten desahogados y consolados por quedarse: pudieron ver que su mascota se ha ido en forma tranquila y sin sufrimientos, y que realmente se ha ido. Para muchos, el no ser testigos de la muerte (no ver el cuerpo) hace que sea más difícil aceptar que se ha ido. Sin embargo, esto puede ser traumático, y debes preguntarte honestamente si podrás manejarlo. Es probable que las emociones descontroladas y las lágrimas, a pesar de ser totalmente naturales, molesten a tu mascota.
    Algunas clínicas son más abiertas que otras en permitir a los dueños quedarse durante la eutanasia. Algunos veterinarios están dispuestos a practicar la eutanasia en el mismo hogar. Considera cuál opción será la menos traumática para ti y para tu mascota, y discute tus deseos y tus preocupaciones con tu veterinario. Si tu clínica no puede acomodarse a tus deseos, pídeles amablemente que te recomienden otra clínica que sí lo haga.
    ¿Qué hacer a continuación?
    Cuando muere la mascota, debes elegir qué harás con sus restos. En ocasiones, en medio de la pena, pudiera parecer que lo más fácil es dejar la mascota en la clínica para que ellos se encarguen. Consulta con la clínica el costo de manejo del cuerpo. Algunos refugios aceptan los restos, aunque muchos cobran una tarifa para deshacerse del cuerpo.
    Si prefieres una opción más formal, existen muchas. El entierro en casa es una elección bastante habitual, si cuentas con la suficiente propiedad para ello. Es económico, y te permite diseñar tu propia ceremonia fúnebre a bajo costo. Sin embargo, los códigos de las ciudades a menudo prohíben los entierros de mascotas, y tampoco es una buena opción para quienes rentan o se mudan frecuentemente.

    Para muchos, un cementerio de mascotas brinda dignidad, seguridad y permanencia. Los dueños aprecian el entorno sereno y el cuidado de las tumbas. Los costos del cementerio varían dependiendo en los servicios que elijas, así como en el tipo de mascota que tengas. La cremación es más económica y permite manejar los restos de la mascota en varias formas: enterrarlos (incluso en la ciudad), desparramarlos en su lugar favorito, colocarlos en una urna decorativa en tu hogar, etcétera.
    Consulta a tu veterinario, tienda de mascotas, o directorio telefónico para ver cuáles son las opciones disponibles donde tú vives. Considera tu estilo de vida, valores personales y religiosos, tu economía, y tus planes futuros, al tomar tu decisión. También es muy recomendables el planificar en forma anticipada, en lugar de tomar decisiones apuradas en medio de la pena.
    ¿Qué debo decirles a mis hijos?
    Tú eres el mejor juez para decidir cuánta información tus hijos pueden manejar sobre la muerte y pérdida de su mascota. No los subestimes, sin embargo. Encontrarás que al ser honestos con ellos sobre la pérdida de tu mascota, podrás contestar algunos miedos y malos entendidos que ellos tienen acerca de la muerte. Es muy importante la honestidad. Si les dices que a la mascota .se la durmió., asegúrate que los niños comprendan la diferencia entre la muerte y el dormir. Nunca les digas que la mascota .se fue., o tus hijos podrían preguntarse qué hicieron ellos para que su mascota se fuera, y podrían esperar con agonía su regreso. Eso también dificulta que un niño acepte una nueva mascota. Deja en claro que la mascota ya no regresará, pero que está feliz y que no sufre.
    Jamás asumas que un niño es demasiado joven o grande para sufrir. Nunca critiques las lágrimas de tus hijos, o les digas que .sean fuertes. o que no se sientan tristes. Se honesto sobre tu propia pena, y no trates de ocultarla, o tus hijos podrían sentir que ellos también deben hacerlo. Discute abiertamente cualquier situación con toda la familia, y dale a todos una oportunidad de elaborar su duelo a su propio ritmo. Más información sobre Niños y muerte de mascotas.
    ¿Sufrirán mis otras mascotas?
    Las mascotas notan todo cambio en el hogar, y seguramente van a notar la ausencia de un compañero. Las mascotas a menudo forman fuertes lazos unas con otras, y el sobreviviente de tal pareja podrá sufrir por su compañero. Los gatos sufren por los perros, así como los perros sufren por los gatos.
    Es posible que necesites otorgar a tus mascotas sobrevivientes una cantidad adicional de atención y de amor para ayudarles a través de este momento. Recuerda que si vas a traer una nueva mascota, tus mascotas sobrevivientes podrían no aceptarla inmediatamente, pero los nuevos lazos se formarán con el tiempo. En tanto, el amor por tus mascotas sobrevivientes pueden ser un bálsamo maravilloso para tu propia tristeza.
    ¿Debería salir de inmediato a comprar una mascota?
    En términos generales, la respuesta es no. Uno necesita elaborar el duelo y la pérdida antes de intentar construir una relación con una nueva mascota. Si tus emociones continúan agitadas, es posible que resientas a la nueva mascota por intentar .tomar el lugar. de la anterior, ya que lo que tú realmente quieres es que regrese tu vieja mascota.
    Cuando consigas una nueva mascota, evita una mascota que se parezca a la anterior, (algo que hará que aumente la posibilidad de comparaciones). No esperes que tu nueva mascota sea justo como la que murió. En cambio, permítele desarrollar su propia personalidad. Nunca le des a tu nueva mascota el mismo nombre que a la vieja. Evita la tentación de compararlas: puede ser difícil recordar que tu amado compañero también causó su buena cuota de problemas cuando era joven!

    Una nueva mascota debe ser adquirida porque estás preparado para seguir adelante y para construir una nueva relación, y no para mirar hacia atrás y llorar tu pérdida.

    Cuando estés listo, elige un animal con quien puedas construir otra relación de amor duradero ¡porque de eso se trata precisamente tener una mascota!

    FUENTE:http://www.proyectomascota.com[/SIZE%5D[/SIZE]

Dejar una contestación

Tu dirección de email no será publicada.

© OSITOBARRIGÓN • Built with ❤ by up

¿Vamos Hacia Arriba?