Estoy Leyendo
El Nuevo Destello

El Nuevo Destello

El nuevo destello
Era el inicio de la primavera cuando el sol ya es tibio y afuera todo canta a la vida. Comenzaba la tarde, y nuestro amigo se encontraba sentado en un banco del viejo caserón, entre meditabundo y distraído. Por la ventana abierta entraba la luz, el calor y cuanto ser diminuto y viviente se movía en los aires.

En realidad no estaba distraído, sino absorto. Había un pensamiento que le venía persiguiendo desde hacía varios días. Quizá fuera la primavera que comenzaba. Lo cierto es que desde días atrás se venía preguntando sobre las estrellas del cielo. Sobre todo le cuestionaba la idea de una de ellas; con la cual Dios le invitaba a participar de su juego, pero todavía no sabía cómo.

Nuestro amigo era movedizo y lleno de vida, curioso e inteligente, despierto y soñador. No entendía como se las ingeniaba Dios para mantener día tras día a las estrellas allá arriba y quietas, porque él no lograba pararse media hora sin tener que cambiar de ocupación o de lugar. Le aterraba la idea de clavarse para siempre en algo eterno.

En esto estaba cavilando y adormeciéndose cuando de repente llamó su atención un pequeño pájaro que acaba de entrar por la ventana. Parecía un animalito sencillo y sobre todo sumamente manso. Después de un corto vuelo fue a posarse s dos o tres bancos por delante de nuestro amigo. No pareció importarle que estuviera allí. Al cabo de un momento de silencio levanto la cabecita y lanzó un sencillo gorgojeo que llenó de ecos el silencio del caserón.

Cuando el canto se repitió nuevamente el amigo, sin pensar en lo que hacía, se levantó y se acercó al pajarillo, que no dio muestras de temor, sin embargo pegó un saltito y fue a posarse en el respaldo del banco siguiente, mientras nuevamente gorgojeaba su trino. Pero esta vez el canto venía modulado de una manera diferente; parecía más bello y más sonoro. Embelesado nuestro amigo, volvió a acercarse, para conseguir tan sólo que la avecilla repitiera su corto vuelo hasta otro banco y un poco más allá.

Y así, de vuelo en vuelo y trino a trino, ambos se fueron dirigiendo hacia la puerta entreabierta. Estaba tan copado que ni se daba cuenta de lo que hacía, simplemente iba detrás del pajarillo; que a cada instante mostraba un nuevo color o expresaba una armonía diferente y siempre más bella.

Atravesaron la puerta, cruzaron varias calles que se dirigían al bosque cercano, y finalmente se adentraron en éste, sin percatarse de que se iba alejando cada vez más del viejo caserón.

Cuánto tiempo transcurrió desde aquél momento, no lo supo el amigo; porque paso a paso y yendo detrás del pájaro encantador fue perdiendo la noción de las horas y las distancias; pero finalmente el pájaro gorgojeó como nunca lo había hecho aún y abriendo sus alitas se perdió por entre el follaje del bosque.

Fue entonces, al mirar hacia arriba, cuando se dio cuenta de que era ya de noche, pues el ancho cielo azul estaba de nuevo repleto de pequeñas lucecitas; caminaba alegre, dando piruetas sin parar, sin dejar de alzar su mirada a donde destellaban miles de estrellas.

Su corazón se llenaba de gozo… había una que era especial… brillante, destellante al máximo, llena de luminosidad… era VENUS.

Sabía nuestro amigo que no era como las demás, porque verdaderamente no era una estrella, pero entre todas ellas, para el amigo era «la estrella principal», ya que se le conocía como «la estrella vespertina» o «el lucero del alba», porque era la primera en aparecer y la última en marcharse al salir el sol.

El amigo se ensimismaba contemplándola; porque ella, en si misma, era apagada, oscura, opaca… pero a la luz del sol, todo lo que recibía lo daba, se hacía luz y daba luz… ¡Cuánto ansiaba el amigo poder ser como ella!

Dale Un Vistazo

Con este pensamiento comprendió como le invitaba Dios a participar de su juego. Él debería ser como VENUS, reflejar y dar todo lo que de él recibía, como la estrella lo recibía del sol.

Tenía que repartir toda su alegría, inteligencia, vivacidad, imaginación…. De nuevo levantó su mirada hacia lo alto y con una ancha sonrisa le dijo a Dios que aceptaba su juego, que jugaría siempre con él, su Dios.

Y así, en el momento que aceptaba jugar, vio como se desprendía un pequeño destello de Venus, que formó una nueva estrella.

Entonces nuestro amigo comprendió cómo mantenía Dios las estrellas allí arriba; todas eran una aceptación de su juego, y cada lucecita era un hombre que busca la verdad que hay en el cielo.

Volvía ahora a su viejo caserón, lleno de felicidad, desbordante por todos lados, cuando… de nuevo oyó el gorgojeo del pajarillo y una muchacha yendo detrás de él. Sabía que esa misma noche una estrella más iluminaría y brillaría en el cielo.:)

Únete a la conversación (14)
  • que bueno betite:)pa eso estan las osiamigas:lol:me alegra un monton que te haya gustado:)un beso y abrazo de miel para ti tambien:kiss:

  • flaky, realmente es tan reconfortante que la gente que se encuentra en este espacio nos llene el alma de maravillosos sentimientos como el que acabo de sentir al leer tus líneas, y que nos ayuda a olvidarnos de los problemas y recordarnos que Dios siempre esta a nuestro lado… y que lamentablemente por tonterías que pensamos nos olvidamos de él… Cuidate. Besos de miel.

  • pues si soloverito,mientras que el sol descanasa nos iluminan l camino las lindas estrellas:)

  • Para mi las estrellas son la versiòn nocturna del Sol… ellas nos acompañan cuando èl descansa…

    Soloverito:pwave:

  • Flakyta_pooh, bello relato me encanto:sip:, saben amigos aca en china desde que llegue no veo las estrellas, al principio cuando miraba al cielo y no las veia me sentia tan sola y triste:weep: en Cuba adoraba sentarme en un lugar conocido como el malecon habanero, que no es mas que un muro y detras el mar:plove:amo ese lugar tan lindo y las estrellas cubren todo el cielo en cambio aca no se ven las estrellas y el cielo no es lindo y azul, hoy por ejemplo ya hace cuatro dias que no para de llover, afuera todo es gris y nuestro amigo sol no da senales de vida para iluminar el dia. Ositos amigos miren las estrellas por mi que sin duda son personas que nos quieren y nos cuidan desde el cielo.:noangel:
    carinos de miel!!!!!!!!:kiss::pblowkiss:

    yeni

  • claro que sii cada estrella es una amigo o amiga que brillan cada noche para alumbrarnos el camino:)

  • :heart::heart:Un cielo lleno de estrellas y el corazòn lleno de amistad :heart::heart:… con amigos que nos iluminan a pesar de la distancia :[COLOR=Red]COMO LAS ESTRELLAS !!

    Soloverito:pwave:[/COLOR]

  • Qué mensaje tan motivante, siempre debemos dar lo mejor de cada uno de nosotros, siempre debemos brillar, pero siempre con luz propia, para sentirnos como una verdadera estrella, siempre con sencillez y humildad, que lindo!

    Gracias Flakyta, todos los días se aprende algo, y hoy tú me enseñaste algo!!!!:)

  • Flaky, que preciosidad de texto. Me ha encantado. A partir de ahora, cuando mire las estrella, las veré de distinta manera.:):kiss:

  • Gracias Fany:)
    A mi tambien me gustan ver las estrellas en donde vivo se ven muchas y tambien se ve algun que otro planeta:P
    Kisses..*:kiss:

  • Precioso,sabes que eres una artista!?:tsuper:
    Que bonito relato, a mi me encantan las estrellas, que bonito pensar que son un regalo de dios, siempre que mire al cielo recordare tu bella historia, la pena es que aquí no se ven por todas las luces pero en cuanto salgo de viaje me encanta disfrutar de las estrellas y parezco tonta observando el cielo de noche:)

  • Bello Mensaje Flakyta Pooh,:)
    lleno de Amor, Esperanza y Fé…:heart:
    ¿ Olvidar que Dios està con nosotros?,:confused:
    imposible para mi:pno:.
    Soloverito:pwave:

Dejar una contestación

Tu dirección de email no será publicada.

© OSITOBARRIGÓN • Built with ❤ by up

¿Vamos Hacia Arriba?